sábado, 22 de septiembre de 2007

Buscándole tres pies al gato

Quise buscar la cara del profeta
para aprender la doctrina del silencio,
el lugar exacto en el que nace el viento
para saber el oficio de pintar tormentas,
el libro original de los significados
para ponerle fantasmas de luz a mi camino,
y el pentagrama virgen del universo
para escribir la partitura de los tiempos.
Y lo único que hallé
al llegar a la cima de la montaña
fue un cuaderno de hojas en blanco
y una pluma con tinta negra.

4 comentarios:

Elsa Gamboa dijo...

Es un placer ser la primera en acudir.

Gamba

Ricardo Serna dijo...

Tu poesía atrapa al lector,
querido amigo
te felicito
Ricardo Serna G

Álvaro Ancona dijo...

Gamba:

siempre has sido la primera en acudir a todas mis locuras.

Álvaro

Lidia dijo...

Una inciativa genial tu blog, Alvaro.
Eres un gran escritor, te admiro.
Encantada de haber visitado tu rinconcito, imperdible tu biografía!
Un abrazo

Lidia