lunes, 14 de enero de 2008

Cotejando el tiempo


Cuando las ganas son tantas, qué poco resulta el tiempo
minúsculo el universo cuando el alma tiene alas
incluso los siete mares en su megalomanía salada
son una gotita de agua junto al poder de los sueños.

Qué afligidas las estrellas comparadas con tus ojos
insignificante el cielo al lado de una mirada
la más nueva de las lunas es luciérnaga sombría
la tempestad un suspiro que se murió de nostalgia.

El pasado es un momento que se pierde en el ocaso
el porvenir una idea que no ha sido develada
todo se convierte en polvo: tiempo, lugar y distancia
comparado con el beso, que ayer dejaste olvidado.