viernes, 9 de mayo de 2008

Mensaje anónimo




Escribo tu nombre con tinta imaginaria
en las sábanas de pergamino transparente
que insisten en conservar tu silueta,
y grito cada letra en riguroso silencio
porque tengo prohibido, escribir tu nombre
o gritar las palabras que sueltan el segundo hervor
en el caldero burbujeante de tu ausencia..
Escribo sin color las voces, que me ha prohibido
pronunciar mi hábitat de animal social
que a golpe de códigos y ordenanzas
ha grabado en tabla dura los diez
mandamientos de lo que nunca se debe decir
en voz alta o escribir en letra de molde.