lunes, 11 de mayo de 2009

Cerrado por remodelación


Ustedes disculparán las molestias, pero
estoy reconstruyendo mi futuro y no
encuentro los días y las noches bastantes
para cimentar un muro de contención
capaz de detener las irrupciones del reloj.
Es complejo remodelar el porvenir.
Hay que decidir y analizar el objetivo final
y trazar la ruta del cementerio de elefantes
sin dejar de contemplar las inevitables contingencias,
los movimientos perpetuos de las mareas y los péndulos,
cuantificar el caudal de lágrimas que pasará bajo el puente,
los rosarios de nudos en la garganta que nos quedan por rezar,
las risas y los abrazos que iluminarán los amaneceres
y encender la mecha de la gran pasión en las noches que faltan.
Para reconstruir el porvenir con materiales de buena calidad
hay que dominar el arte de echar al fuego los amores viejos,
atreverse a descifrar los senderos prohibidos que se bifurcan,
y mandar al paredón a los fantasmas de los tres tiempos
utilizando las palabras como artillería de la conciencia.
Ustedes disculparan las molestias que esta obra ocasiona,
pero hay retos en la vida que hay que enfrentar tarde o temprano
y la reingeniería del futuro es uno de ellos.

13 comentarios:

criticismo dijo...

Muy bueno Álbaro. Muy bueno... Una excelente metáfora, escrita de manera sencilla. Doblemente buena
Luis

criticismo dijo...

Muy bueno Álbaro. Muy bueno... Una excelente metáfora, escrita de manera sencilla. Doblemente buena
Luis

criticismo dijo...

Muy bueno Álbaro. Muy bueno... Una excelente metáfora, escrita de manera sencilla. Doblemente buena
Luis

Marian Raméntol Serratosa dijo...

Genial, Alvaro, sé que te lo he dicho muchas veces, pero me repito a conciencia, tienes ese don maravilloso de halr de cosas muy serias con un deje de humor que siempre me ancla una sonrisa.

Gracias por ello.

Marian

Álvaro Ancona dijo...

Gracias por parida triple, Luis. Algún duende cibernético triplicó tumensaje y elevó mi rating.

Un abrazote.

Álvaro

Álvaro Ancona dijo...

Marian:

obtener una sonrisa tuya es un reconocimiento del tamaño del Premio Planeta.

Álvaro

Ana Muela Sopeña dijo...

Genial, Álvaro. Remodelarse o morir. Ese es el dilema.

Me encantó tu poema.

Felicidades
Besos cibernéticos de la undécima
Ana

Álvaro Ancona dijo...

Undécima:

es siempre un placer saberte cerca a pesar de Foros o no Foros.

Álvaro

Montse Oleart dijo...

Al leer el título me asusté..pensé oh!! No!!! que no cierre!! siempre es agradable leerte, usas ese tono de humor que alegra la mañana.
Besos.

Álvaro Ancona dijo...

Montse:

tu lectura es mi privilegio. Me encantaría poner en mi Blog un poema tuyo para que mis tres lectores sepan qué clase de amigas poetas tengo.

Álvaro

Montse Oleart dijo...

CLARO!!! el que más rábia te de, un honor estar aquí, beso enorme!!

Carlos Medina dijo...

Jeje... muy bueno, heredaste ese humor y picardia Mexicana

Genial

Un abrazo

Carlos Medina

Álvaro Ancona dijo...

Carlos:

después de tanatas broncas es elemental el buenhumor. Sobre todo si dice algo.

Álvaro