lunes, 12 de abril de 2010

Mujer@.com


Ponte tus manos de poeta,
tu alma de seda pura,
tus sueños de niña,
la falda roja
y acompáñame.

Te invito a caminar juntos:
el mercado de las pulgas,
el río más turbulento,
las calles de mi barrio viejo,
la vida,
la muerte y
lo que haya después.

Mujer@.com

Maquilla tu tristeza,
sepulta las evocaciones,
deja que broten las flores blancas
en las tumbas olvidadas,
desanuda tu pasado,
humedece el porvenir
y tradúceme tus secretos.

Levanta fuerte esa mano
con la que escribes.
Dile adiós a los fantasmas,
préndeme un clavel en la solapa,
disipa tus laberintos,
dame la mano sin miedo
y sonríele a la luna.

No traigas la valija.
Abandona tus sueños muertos,
tus trajes viejos,
tus armaduras oxidadas.

Huyamos juntos
que el reloj marcó la hora.

14 comentarios:

apm dijo...

Alvaro, me ha dado mucha alegría leerte, te tenía perdido... vamos, tenía perdido el enlace, y no te podía leer !que bien!, aquí de nuevo... he estado leyendo un poco de lo que has publicado... necesito más tiempo para ponerme al día, pero ya no son horas, continuaré mañana. Sí decirte que me ha encantao este poema dedicado a la mujer, a una mujer cualquiera de hoy... el final, me ha recordado aquellos versos de Machado de que había que partir ligeros de equipaje. Precioso tu poema Álvaro !menudo artistazo que eres!

Un besote enormísimooooo

antonietta valentina bustamante dijo...

Muy tuyo...o muy tú, Álvaro, que gusto leerte siempre.
Un abrazo lleno de magia y poesía.

PalomaGrace dijo...

Alvaro,este poema me ha gustado muchisimo,me quedo con esta cita,que es genial.

"Levanta fuerte esa mano
con la que escribes.
Dile adiós a los fantasmas,
préndeme un clavel en la solapa,
disipa tus laberintos,
dame la mano sin miedo
y sonríele a la luna."

Abrazoss!

Álvaro Ancona dijo...

apm:

bienvenida de nuevo a mis letras. Es un placer seguirte y darte la bioenvenida.

Álvaro Ancona dijo...

AVA:

tu mirada le da significado a las palabras.

Álvaro Ancona dijo...

Welcome, Paloma.

Qué bueno que no te perdiste.

Julio dijo...

Te agradezco la publicación en Facebook de la entrada a tu bitácora. Toda huelle respira claridad, solidez y y una calidad encomiable. Te saludo en este poema, como podía hacerlo en cualquiera de tus escritos, pues todos me parecen merecedores de, además de una atenta lectura, el mejor de los elogios.
Me atreveré a pedirte si puedo enlazar tu cuaderno con el mío de Lucernarios para tener un acceso personal y de quien esté interesado al contenido que aquí expones. No quiero que te sientas comprometido y si no lo consideras oportuno o no es tu p´ractica, pues nada, lo olvidamos (lo digo, sobre todo, guiado por tu cartel de advertencia, ¡jo!)
Lo dicho, te reitero mis más sinceras felicitaciones. Con un abrazo.
Salud.

Julio G. Alonso

Álvaro Ancona dijo...

Estar enlazado con un poeta de tu talla, será un honor, Julio.

Julio dijo...

Gracias, amigo Álvaro. Para mí es un motivo de natural orgullo poder contar con tu firma a través del enlace a Lucernarios. Con un abrazo.
Salud.

Julio dijo...

Muchísimas gracias, Álvaro. Ya he conseguido enlazarte y para mí es un verdadero orgullo poder acceder desde Lucernarios a tu obra. Con un abrazo.
Salud.

atlantida dijo...

No traigas la valija.
Abandona tus sueños muertos,
tus trajes viejos,
tus armaduras oxidadas.

Fascinante invitación, abandonar los sueños muertos y empesar el nuevo paseo ligera de equipaje.
me encanto leerle, disfrute la lectura enormemente, le dejo mis saludos.

diminui dijo...

uy nunca había venido por aquí... y justo hoy que pensaba que todos los blogs que frecuentaba, los buenos blogs, se cayeron, te encontré entre los seguidores de las efimerías...


un clavel en la solapa, de eso se trata el amor

saludos

Ana Muela Sopeña dijo...

Fantástico poema, Álvaro.

Es siempre una alegría recorrer tus versos.

Un abrazo
Entre las metáforas del mundo
Ana

Eloradana dijo...

Me pareció muy bello, siempre envidie sanamente a los que sois capaces de escribir poesías tan bellas, lo mío es mas bien relato, buena aun soy una aprendiz de ello, gracias por darnos a conocer tus palabras.

Eloradana