martes, 17 de agosto de 2010

Señales

Cuando olvide las canciones que suenan en mi memoria
y los árboles aprendan a agacharse ante sus dioses,
cuando se agoten las palabras que convocan a la tinta
y las hojas de papel en blanco se desprendan del cuaderno ,
cuando no encuentre un amigo para compartir el vino
ni una luz encendida en medio de la tormenta
entenderé las señales y tomaré el camino de regreso.

9 comentarios:

Mery Larrinua dijo...

Proundo sentimiento, tan profundo que senti viajar, no se si de regreso...
un abrazo

Mariola López dijo...

Es tan dificil todo eso...
Que tardaré mucho...en verte que te marches de regreso..
UN abrazo
Mariola López

Álvaro Ancona dijo...

Mery:

siempre tienes la palabra exacta. Gracias.

Álvaro Ancona dijo...

Mariola:

de ida o de regreso nos encontraremos. La palabra es el salvoconducto.

Literalia dijo...

Estimado Álvaro:
Soy admirador de tu labor. Me parece perfectamente estructurada, objetiva y necesaria.
Por otra parte, te suplico me permitas hacer contacto a través de e-mail, pues te estoy invitando a formar parte de un jurado internacional. Espero tu comentario en www.literaliamexico.blogspot.com
Aruro Juárez Mñoz

Álvaro Ancona dijo...

Arturo:

He visitado tu página, Literalia con gusto. Estoy a tus órdenes. paradigmaconsultores@prodigy.net.mx

Elena dijo...

Hola Alvaro... te he descubierto en el blog de Antonio Misas y me ha encantado tu descripción en el perfil. Me gusta eso de desmadroso :)

Un saludo, si me lo permites, por aquí andaré, si?

Álvaro Ancona dijo...

Bienvenida siempre. Dejaré la luz encendida y la puerta abierta.

Sylvia dijo...

Me deslicé por la puerta abierta y hallé estos delicados, tristes versos...
Gracias x dejar la luz encendida; con tu permiso dejo una lágrima en la hoja en blanco y emprendo el camino de regreso, reflexionando sobre cositas de la vida, como el haberte hallado, excelso poeta.