miércoles, 29 de septiembre de 2010

Primero de octubre

Repaso de seis décadas

You may say that I'm a dreamer

But I'm not the only one
I hope someday you'll join us
And the world will be as one

John Lennon

Antes de dar el último giro al reloj de arena
y encender la cuenta regresiva del ábaco
quisiera que entendieran lo que no quiero contar
y me supieran aunque fuera un minuto.

Doy fe ante escribano público de haber vivido
y todavía traer las ganas puestas,
haber sido aprendiz de verdades
y rinoceronte con anhelos de unicornio.

Nada sé de cierto pero intuyo
que aunque mi ventana está saturada de otoño
me quedan muchos blancos por llenar.
Traspapelé los pretextos en el camino,
reconocí a tiempo la teología del instante
y aprendí a caminar sin eufemismos
ni placebos celestiales.

Sólo quise buscar la cara del profeta
para aprender la doctrina del silencio,
el lugar exacto en el que nace el aire
para saber el oficio de pintar tormentas,
el libro original de los significados
para ponerle fantasmas de luz a mi camino,
y el pentagrama virgen del universo
para escribir la partitura de los tiempos.

Y lo único que hallé
al llegar a la cima de la montaña
fue un cuaderno de hojas en blanco
y una pluma con tinta negra.

Mejor miró hacia delante.
Es faena de antropólogos
encontrar los signos
de lo que pudo haber sido.

Hoy cumplo sesenta y tres años años, ¡si señor!
¿Alguien ha visto mi bicicleta?

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Felicidades, amor!!! Tendremos que celebrarlo en grande.
EG

Ana Muela Sopeña dijo...

Hola,Álvaro. Feliz cumpleaños.

Tú siempre vives el presente y eso es lo que importa.

Un abrazo enorme
Y...sí, yo he visto tu bicicleta...
Ana (la 11)

Álvaro Ancona dijo...

Gamba, ¡qué sorpresa!. Gracias por todo.

Álvaro Ancona dijo...

Supongo, querida undécima, que la manejas bien. Un día de estos paso por ti y nos damos una vuelta. Gracias.

Sylvia dijo...

Aquí estoy, Álvaro, habiendo leído ya esta estupenda poesía. Sinceramente, es de las mejores que he visto en estos tiempos.
La tercera y cuarta estrofa, para saborear y releer muchas veces. Eres poeta de verdad, magnífico.

Me he reído de:"rinoceronte con anhelos de unicornio." De niña, los unicornios eran mis animalitos preferidos. Nadie me podía convencer de que no existen, todavía sé que andan jugando en las praderas.

Somos afortunados que solamente hallaste un cuaderno de hojas en blanco y una pluma con tinta negra. Tendrás que continuar llenando hojas con tus poesías.

Ah, ¡qué bien llevas tus 63 años!
Felicitaciones y buen año!
Yo soy ladrona de bicis, como el niño de la famosa película. ¡Venga ud. a buscarla!
Abrazos desde Buenos Aires.

Álvaro Ancona dijo...

Dime endónde la encuentro. Me parece que tenemos mucho en común, Sylvia.

Sylvia dijo...

En un callejón de Buenos Aires, claro!
Así que también robas bicicletas..jaja..!!

Elena dijo...

Muchísimas felicidades (con un poco de retraso, lo siento)

Que cumplas otros sesenta y tres... por lo menos.

Besos desde acá ;)

antonietta valentina bustamante dijo...

Álvaro, acabo de encontrarme tu bicicleta a una esquina de mi casa, no me preguntes como supe que era tu bici, no lo supe de cierto, pero lo intuí, creo tanto en la intición femenina...Aquí la tengo,es azul con amarillo y tiene unas estrellitas en el cuadro... te estamos esperando...
un abrazo recontra grande. Y besos también desde mi orilla...
Me encantó este poema y como ya no tengo dond eleerte, paso de vez en cuando por aquí, realmente cuando me haces falta, para ponerme al día.

Álvaro Ancona dijo...

Elena:

prometo que otros 63 y ya me vuelvo serio.

Van besos de regreso por correo certificado.

Álvaro Ancona dijo...

AVA;

siempre bienvenida. Guárda mibici hasta que el destino nos ponga frente a ftrente y te llevo a dar una vuelta.