martes, 26 de junio de 2012

Me gusta cuando votas porque estás como ausente



 Me gustas cuando votas porque estás como ausente,
y me oyes desde lejos, el partido te invoca.
Parece que los votos se te hubieran volado
y parece que el Peje te cerrara la boca.

Como todas las urnas están llenas de mierda
emerges de las tropas, de la sutil tiranía.
Burócrata de ensueño, te pareces a Peña,  
Y  te pareces a la enhiesta Josefina.

Me gustas cuando votas y estás como distante.
Y estás como quejándote, jubilado en arrullo.
Y me oyes desde lejos, y la lana no te alcanza:
Déjame que gobierne con el silencio tuyo.

Déjame que te mande también con tu silencio
claro como una diputada, santo como un obispo.
Eres como la maestra, callada y restirada.
Tu silencio es de borrego, tan ventajoso y sencillo.

Me gustas cuando votas porque estás como ausente.
Distante y silencioso como ordena Norberto.
Una mordida entonces, una sonrisa bastan
Y estoy alegre, alegre de alcanzar el gobierno.

3 comentarios:

Ana Muela Sopeña dijo...

Genial, este poema irónico, Álvaro.

Terrible realidad. Así es...

Te dejo mi abrazo
y admiración de siempre
Ana

LUIS BORJA dijo...

Me gustas cuando callas porque estás como muerta,
y no me oyes desde lejos, y mis gritos no te tocan.
Parece que los ojos se te hubieran estallado
y parece que las moscas te besaran la boca.
.
... Como todas las mierdas están llenas de mi alma
emerges de las cosas, llena de la mierda mía.
Mariposa de sueño, te devoras mi alma,
las palabras se las comen las polillas.
.
Me gustas cuando callas y estás como distante.
Y estás como quejándote, moscas en arrullo.
Y te pudres desde lejos, y mis gritos no te alcanzan:
Déjame que me calle con el disparo tuyo.
.
Déjame que te dispare también con tu silencio
frío como una lámpara, simple como guiñar el gatillo
mueres como la noche, callada y aniquilada.
Tu silencio es de pólvora, tan lejano, tan sin brillo.
.
Me gustas cuando callas porque estás como muerta.
Distante y dolorosa como si fuera cierto.
Una palabra entonces, una sonrisa basta.
Y estoy alegre, alegre que hayas muerto….

luis borja

Lichazul dijo...

ingenioso poema con ese guiño a Neruda
sí... somos lo ganado y lo esclavo de un sistema que ya no se sujeta

desde Chile
abrazo y buenas vibras