miércoles, 5 de diciembre de 2007

Instrucciones para la levedad


(para mis hijos, et al)
Opus uno

No hagas caso a lugares comunes ni a frases hechas. Por ejemplo.
“Más sabe el diablo por viejo que por diablo”

Falso. Hay viejos verdaderamente estúpidos, y jóvenes llenos de magia y sabiduría.
En cambio el diablo siempre es sabio.

2 comentarios:

Olga S.Isidro dijo...

Totalmente de acuerdo con usted, no siempre los refranes, contienen la verdad, cierto que a veces son sabios, pero tantas otras no.
Un placer seguir leyéndole.

Álvaro Ancona dijo...

Gracias Olga:

he visitado tu blog, y enterado esto de tu calidad y calidez poética.

Álvaro