viernes, 27 de junio de 2008

No me gusta el fast food



Quiero hacerte el amor a fuego lento
disponiendo el fogón a la vieja usanza
cuando los sentimientos estén a punto
y las pasiones hayan soltado el segundo hervor.
Quiero amarte sin relojes ni prejuicios
con serenidad, filosofía y letras
repasando los marchitos libros de recetas
del abuelo, aquel viejo de rosa blanca en la mano
y jazmín en la solapa que recitaba poemas en voz alta
para conducir a su amada al clímax.
Se me antoja cubrirte con hojas de plátano
y dejarte remojada en jugo de naranja
durante toda la noche, sazonada
con especias orientales y sueños azules
para saborearte al primer rayo de sol
antes de que el mundo abra los ojos.

6 comentarios:

antonietta valentina bustamante dijo...

Que bueno Álvaro, fantástico, ese juego que haces con la imaginación del lector. Mucha sensualidad y doble sentido. Yo diría que pusiste a marinar para mañana una pavita....imagino con ese fuego lento y la natural y exquisita sazón que te darás un banquete.

Un abrazo.

Álvaro Ancona dijo...

Ava querida:

me encantó lo de marinar para mañana una pavita. En el estado de Yucatán, donde viví muchos años, se practica es slow food, complejos platillos que requieren de hasta tres días de elaboración.

Un abrazo muy fuerte hasta tu Venezuela.

antonietta valentina bustamante dijo...

Bueno por aquí también existe ese marinar largo tiempo y luego un proceso de cocción lento para obtener mejores resultados y mejor unión de sabores....

un beso

Jejeje detesto la comida chatarra.

Rossana dijo...

Alvarito :
Uff!! Ahora que te digo...
Mmmmm, que tienes una preciosa familia, es evidente.
Que me he vuelto una Alvaroadicta, sonaría como feíto, sin embargo no tanto si te digo una vez más que me parece que eres un GENIO.

Una rareza por estos tiempos
No será que eres de otra época y andas disfrasado de poeta...¿?

Que te dejo un abrazo
Rossana Arellano

Álvaro Ancona dijo...

Rossana:

tu presencia honra mi blog. Un abrazo fuerte hasta Chile.

Álvaro

Álvaro Ancona dijo...

La comida chatarra es como el amor con prisa. De vez en cuando no está mal pero...

Álvaro