sábado, 6 de diciembre de 2008

Delirio en tres tiempos con estrambote libre



1.
Cómo no te puedo ver, estoy aprendiendo a suponerte
con la mirada a la altura del horizonte y el dedo índice
de la mano mágica con la que escribes, partiendo al océano
en dos para tender un puente colgante entre nuestras ganas.

2.
Como no te puedo suponer, estoy intentando inventarte
modelando tu figura con la arcilla dúctil de mis sueños
para convocar el primer amanecer del nuevo tiempo
con un beso y convertirte en naciente Galatea.

3.
Como no te puedo inventar, estoy empezando a olvidarte
deslavando de mi mente el litoral extraviado de tus ojos
para aprender a vivir con el sabor a sal del destierro
o empezar a morir en la verdad irrevocable de la ausencia.

4.
Como no te puedo olvidar, he decidido encontrarte
escalando todas las montañas de los cinco territorios
o descendiendo a las profundas cuencas de tus ojos
hasta decodificar el acertijo de tus secretos velados .