miércoles, 26 de octubre de 2011

Mi corazón es una casa de citas

 










Mi corazón es una casa de citas abierta las veinticuatro horas
son bienvenidos todos los clientes sin importar el color de sus sueños
abre sábados, domingos y fiestas de guardar. Desconoce los asuetos
y estalla de emoción cuando alguien paga con la tarjeta de crédito
de su sonrisa.  

Mi corazón es ágora abierta a todas las emociones
y a las inclinaciones de los cinco territorios y las cien mil teologías.
Es un corazón de pobre, porque le van bien todas las tallas
y todavía no encuentra a la persona que le enseñe el odio.

Mi corazón es una casa de madera con un Quijote en la puerta
que carga un letrero que dice: bienvenido seas caminante,
aquí encontrarás siempre una copa de vino de gran cosecha,
una guitarra y un piano y una biblioteca abierta.
Papel en blanco y lápices siempre afilados para que escribas lo que quieras.

Mi corazón es una casa de citas abierta las veinticuatro horas.
Sigue la luz de la luna que conoce el camino de memoria.
Basta tocar a la puerta, en el farolito rojo.