martes, 3 de junio de 2008

Los idus del verano


Si el dios Chac me da licencia
y Cronos me lo permite
en los idus del verano
me propongo cultivar:
algún cómplice de estreno al otro lado del puente
una melodía de soles que desgrane la nostalgia
un campo lleno de brisas para colectar tormentas
dos o tres poemas libres con alas de cormorán
una caja de Pandora para sembrar esperanzas
la melodía inolvidable de mi lira de juglar
una arboleda habitada por señales y utopías
y un juego de cuerdas nuevas para mi vieja guitarra.
Si los tiempos son propicios
espero que reverdezca
mi antiguo sueño imposible
la sonrisa de mil niños
y una cosecha de paz.